, ,

Eve Bailey, esculturas para bailar

En 2011, la diseñadora y escultora Eve Bailey (Ève Laroche-Joubert, Nancy -Francia-, 1975) creó un fantástico banco llamado Shoulder Path. Un elemento singular, específicamente pensado desde la exploración del cuerpo en movimiento.


Un elemento así, definitivamente debería estar en todas partes: en las oficinas, en las escuelas, en las calles, o en el salón de mi casa. Es orgánico y atrayente, y, lo más importante, invita a repensar nuestra actitud sobre la idea de “sentarse”, precisamente porque plantea todo tipo de posturas cambiantes, y rechaza la idea de una sola postura “correcta”.

Conocí el trabajo de Bailey hace algunos años, al empezar a investigar sobre los apoyos ergonómicos, mientras desesperadamente buscaba a alguien más que pensase en ellos desde otra perspectiva: muebles y elementos que directamente tuvieran en cuenta el cuerpo como estructura en movimiento constante, elementos pensados para estirarse, jugar, rodar… ¿Había que inventarlos? Bailey ya lo había hecho. Usa el cuerpo para elaborar elementos y paisajes que son, en sí mismos, extensiones de éste, explora la huella, el contorno, el volumen y la estructura en curvas que, al igual que en los cuerpos, se funden unas con otras.

BodyScapes, prevista para verano de 2021, Chapelle du Quartier Haut, Sète, Francia.

explorar los objetos fuera de lo convencional… jugar, descubrir posibilidades… o crearlas

Sé que no soy la única: me encanta sentarme de formas extrañas en las sillas, usar cualquier objeto para apoyarme en posturas, digamos, poco ortodoxas. Todos lo hacemos en mayor o menor medida: usamos cualquier apoyo a nuestro alcance: un pasamanos, una acera o una jardinera. Mientras observo los trabajos de Bailey, no dejo de pensar en cómo al crecer nos alejamos de este tipo de exploraciones: cómo el mundo adulto en nuestra sociedad coarta la investigación. Explorar los objetos más allá de su idea inicial o fuera de su uso convencional… jugar, descubrir posibilidades insospechadas… o crearlas… Ese impulso de curiosidad tan presente en la infancia -y en momentos desenfadados y creativos- descubre terrenos fértiles en los que crear nuevos diseños, nuevos apoyos, nuevas formas. El juego y el arte nos ofrecen nuevas posibilidades y, al hacerlo, nos liberan de prejuicios.

Me encanta la perspectiva de esta artista. Sus dispositivos cinéticos y sus esculturas son un reflejo orgánico del cuerpo, invitan al tacto, expresan elegancia, equilibrio y sensibilidad. Sus creaciones eluden una categoría específica: una mirada escultórica y arquitectónica para el cuerpo y para la danza, una investigación de cómo construimos nuestro entorno, una búsqueda del potencial humano desde el movimiento. Por eso sus creaciones son tan bellas e interesantes.

Las posibilidades de estos elementos pueden apreciarse en los vídeos Entasis Dance. Si los ves, puedes disfrutar de unas esculturas que cobran sentido al bailar sobre ellas (¡toda una declaración de intenciones sobre el uso del arte!), al apoyarse, flotar, estirar, investigar y disfrutar. Podéis seguir otras obras en esta línea en la página de esta artista, y ver las posibilidades que ofrecen en sus preciosos vídeos.

Para más reflexiones sobre el cuerpo como una estructura de percepción y sobre la conciencia corporal como fuente de creatividad os recomiendo esta entrevista:

The Funambulist Podcast · EVE BAILEY /// “The Body is Plastic”: Negotiating with Gravity

Vous pouvez trouver ce texte en français, ici, sur la page d'Eve Bailey.
You can read this post in english here, at Eve Bailey's webpage.